7 mar

Acaba con el mal olor de la ropa

 

 

Siempre es importante mantener limpios y cuidados los electrodomésticos, de lo contrario, podrían derivar en resultados no deseados, como puede ser dejar un mal olor en la ropa al utilizar la lavadora.

En el interior de la lavadora se recoge la suciedad de las prendas y la humedad. Si además tampoco  lavas a altas temperaturas, pueden aparecer malos olores.

Para evitar este problema puedes seguir estos pasos.
Dos veces al año te recomendamos vaciar el tambor, echar producto descalcificador en el compartimento II del cajetín, seleccionar un programa de 60ºC y, cuando haya acabado, realizar otro lavado sin descalcificador para acabar con los restos.
Limpia el filtro cada 6 meses, levanta la tapa que hay en la parte frontal de la lavadora, saca el filtro y límpialo con un cepillo y agua caliente.

Limpia el tambor. Cada 20 lavados, acuérdate de vaciar el tambor, añadir detergente en polvo (la mitad que para un lavado normal) y seleccionar el programa Limpieza del tambor (o uno que alcance 90ºC).

Por último, deja la puerta de la lavadora abierta, al menos durante media hora, después de cada ciclo para que ventile y se vaya la humedad.

Si a pesar de tomar estas medidas la ropa sale con mal olor, te aconsejamos que después del lavado metas la ropa en el tambor y añadir una taza de vinagre blanco en el cajetín. También puedes usar un detergente especial y lavar a máxima temperatura.

 

Deja un comentario