10 abr

4 cosas que debes saber antes de poner en marcha un frigorífico nuevo

Cuando compras un frigorífico nuevo y te llega a casa estás deseando estrenarlo y ponerlo a funcionar, pero debes saber que antes de ponerlo en marcha hay que tener en cuenta una serie de consideraciones.

Elige un sitio adecuado

Lo primero de todo debes elegir un sitio adecuado, y esto significa ponerlo alejado de las fuentes de calor, con buena ventilación y que se respeten las distancias indicadas por el fabricante de tu nuevo electrodoméstico. Asegúrate también de que quede bien nivelado. Una vez elegido el mejor lugar, es importante que esperes al menos una hora antes de conectarlo para que los componentes internos se estabilicen.

Limpieza por primera vez.

El siguientes paso es limpiarlo previamente antes de usarlo. Solo necesitarás un paño suave, agua templada y un poco de lavavajillas con pH neutro para limpiarlo por dentro. Si lo deseas también existen limpiadores específicos para este fin.  En el caso de los frigos con puerta de acero, límpialo con un paño de microfibra con agua y seca la superficie con un papel.

Conéctalo correctamente

A la hora de conectarlo  seguir con su puesta en marcha, primero tendrás que conectar el cable por la parte trasera del propio electrodoméstico y después hacer lo propio en el enchufe de la pared que has elegido para ello.

Elige bien la temperatura desde el principio

Una vez que ya está funcionando, debes seleccionar las temperaturas óptimas para el frigorífico y el congelador. Debes saber que el electrodoméstico tardará un tiempo en alcanzar dicha temperatura. Para agilizar el proceso, no metas los alimentos hasta que alcance la temperatura adecuada. Por norma general, deberías seleccionar 4ºC en el frigorífico y -18ºC en el congelador.

 

Deja un comentario