27 ene

Guía sobre el cuidado de la ropa

Los lavados, la plancha y el uso frecuente hace que nuestras prendas favoritas empiecen a deslucir bastante. Por eso, hoy os mostramos una serie de recomendaciones para que luzcan como nuevas durante más tiempo.

En primer lugar es muy importante guardarlas lejos de la luz solar directa que destruye los colores. Hay que evitar también guardar las prendas en lugares con temperaturas extremas, como por ejemplo un sótano frío, o una ático con altas temperaturas, porque los tejidos pueden verse afectados.

Hay tejidos que merecen consideraciones especiales como algodón o el lino, que deben estar en lugares correctamente ventilados.

Para evitar el ataque de las polillas, conviene utilizar bolsas de lavanda o bolas de cedro, que darán una protección adicional a nuestras prendas.

Otra recomendación a tener en cuenta es que la ropa se seque a la sombra, para evitar que la luz de sol dañe los colores. La ropa de deporte, hay que lavarla después de usarla o al menos evitar que se mezcle con el resto de la ropa.

También es conveniente tener cuidado con los elementos decorativos de las prendas. Por ejemplo, es mejor cerrar las cremalleras para que duren más tiempo. A la hora de hacer la colada es conveniente tener en cuenta que no hay que llenar la lavadora demasiado para evitar que las prendas se rocen en exceso, y además, evitar en la medida de lo posible los lavados con agua muy caliente.

Imagen: Wikipedia

Deja un comentario