16 abr

Claves para descongelar la carne

 

En términos generales, ningún alimento debe descongelarse a temperatura ambiente, y mucho menos la carne, ya que con temperaturas de entre 4º y 60ºC pueden crecer bacterias.  Hay varias formas correctas para descongelar la carne: en el frigorífico, el microondas, en agua fría o en horno de vapor, y para cada una de ellas  hay una fórmula correcta.

Si optas por el frigorífico, hay que asegurarse de que la temperatura del interior es de 4 o menos grados y debes colocarla encima de un plato para que el jugo que va a soltar la carne al descongelarse no gotee sobre otros alimentos. Una vez descongelada lo mejor es cocinarla rápidamente para evitar el deterioro.

La carne también puede descongelarse en agua fría. Para ello, debes meterla en una bolsa de plástico y colocarla en un recipiente con agua fría. La mejor opción es cambiar el agua cada media hora aproximadamente. Si la pieza de carne pesa menos de un kilo, en una hora estará descongelada.

La siguiente opción es el microondas. Hazlo a baja potencia para obtener mejores resultado.

La última opción que te proponemos para  descongelar alimentos de forma adecuada es hacerlo en el horno de vapor. El vapor hará que el calor se reparta de manera uniforme, consiguiendo que la carne no se reseque ni deforme. Si tienes un horno de vapor con la función de descongelar, solo tendrás que apretar un botón y olvidarte del resto.

 

Deja un comentario